Indignación por jefe que obligó a una mujer a trabajar mientras su hijo estaba en riesgo vital

Crystal Reynolds Fisher reveló la conversación y logró que la compañía matriz escarmentara al insensible gerente.

Crystal Reynolds Fisher reveló la conversación y logró que la compañía matriz escarmentara al insensible gerente.

Infobae

“Hola, Dawn, soy Crystal, sólo para contarte que mi hijo sigue en cuidados intensivos, por lo que mientras no salga de lo peor no podré ir a trabajar”.

Ese fue el primer mensaje que Crystal Reynolds Fisher, empleada de la tienda de estaciones de gasolina PS Food Mart en Albion, Michigan, le envió a su supervisor para ausentarse por el estado de gravedad de su hijo de 18 años.

La respuesta de Dawn fue lapidaria: “No es así como hacemos las cosas, de modo que aceptaré que está renunciando”.

Reynolds Fisher le preguntó entonces cómo hacer las cosas cuando su hijo está grave. “Nunca dije que estoy renunciando, entonces, ¿debo entender que me está despidiendo?”

Sin la más mínima referencia a la situación del hijo de la empleada, Dawn -cuyo apellido no se ha revelado- le respondió que si ella no podía ir a trabajar, eso significaba que estaba renunciando.

“No, lo que estoy es dejándole saber que no puedo ir a trabajar porque la vida de mi hijo está en peligro”, explica pacientemente Reynolds Fisher. “Se lo digo con anticipación”.

Entonces viene la parte en la que el supervisor se muestra en toda su bondad: “No hay razón por la que usted no pueda venir a trabajar, y no voy a tolerar ningún drama”.

Y de inmediato la estocada: “Fin de la conversación”, con la amenaza de que si no está allí al día siguiente, entenderá que ella renuncia.

Pero se equivocaba Dawn, porque ese en realidad fue el principio de la conversación que se vio obligado a entablar con los dueños de PS Food Mart, Folk Oil Company.

“Investigamos y hemos descubierto que la situación se manejó de manera inadecuada y sin la compasión que valoramos como empresa”, dice el primer párrafo del aporte a la conversación que Folk Oil Company publicó en su cuenta de Facebook.

“Como resultado, […] ese manager ya no es empleado de PS Food Mart”, informa la gerencia. “También le hemos reafirmado a nuestra empleada que podrá tomarse todo el tiempo que necesite en estos momentos difíciles”, y agradece al público por su preocupación.

Fotos: Facebook/Shutterstock

pixel

Lo más visto